Un joven crea un dispositivo remoto para imprimir fotos por telegram

Un joven que lleva dos navidades sin ver a su abuela por culpa de la pandemia, ha inventado un dispositivo para poder comunicarse con su abuela de manera sencilla por Telegram, y que esos mensajes sean recibidos por la abuela en papel. El joven llamado Guido, ha explicado en alguna ocasión, que necesitaba gastar poco tiempo, fácil de instalar, es decir que fuera enchufarlo y listo, y que no necesitara mantenimiento.

Para poder crear éste tipo de “impresora”, el joven ha utilizado una Raspberry pi y una placa de conectividad, dentro de esta placa ha incluido una tarjeta SIM que da acceso a redes móviles. Con la Raspberry a partir de un bot que conecta el móvil de Guido mediante un chat de Telegram, y que imprime cualquier imagen que sea enviada por ese chat. Utilizando esto, la impresora imprime directamente sin necesidad de que la abuela interactúe de ninguna manera, solo recogiendo el papel y de esta manera que sea de un uso fácil para la abuela.

Guido escogió una impresora térmica para que su abuela no tenga que hacer ningún tipo de mantenimiento, las cuales son muy parecidas a las que se utilizan para el ticket de compra. Este tipo de impresoras no necesitan tinta, ya que estampan el contenido con calor, además se utilizan rollos largo con lo que de esta manera la abuela del joven no tendrá que cambiarlo constantemente.

La parte mala de este tipo de impresoras es que no están diseñadas para imprimir imágenes, esto causó dudas en el joven ya que enviar imágenes era su principal misión, pero aún así él mismo encontró la solución, ya que el código fuente que utilizó para conectar con Telegram, incluía unos algoritmos que transformaban las imágenes en puntos blanco y negros y hace que de ésta manera se vea mucho mejor. Él mismo explica que aplico algún que otro filtro para mejorar algo la calidad, y que el resultado ha acabado siendo más que aceptable.

Según el joven éste aparato consume unos 26 KWh por año y que apenas se calienta. La misma impresora a la que está un cierto tiempo sin imprimir entra en modo stand by y así ahorra energía. Una vez el chico tenía todos los dispositivos preparados, se dio cuenta de que no tenía un buen recipiente adecuado donde meterlos. Estuvo buscando por su casa y lo más parecido a lo que necesitaba que encontró fue una caja de fresas. Aseguró que la idea era más adelante hacer una caja de madera más reforzada, para que en caso de caída no se rompiera.

Guido comentó que aún habiendo sido barato, podría haberle salido más barato, pero que utilizó los productos que tenía más a mano y fueran fáciles de combinar entre ellas. El precio total acabo siendo de unos 180€.

El joven ingeniero diseñó éste aparato porqué asegura que no hay nada parecido en el mercado que permita comunicarte con tus mayores con ésta facilidad. Lo más parecido en el mercado es el yayagram, el cual es un dispositivo parecido pero que no permite enviar fotografías, tan sólo texto. El yayagram es un dispositivo potencialmente más fuerte que éste invento, pero ninguno de los dos se comercializa, los dos fueron creados con el mismo objetivo, comunicarse con sus mayores de manera sencilla.

Éste invento es un claro ejemplo de que la tecnología no esta pensada para gente mayor y que se están quedando apartados por culpa de que no se les dan facilidades para su aprendizaje en estas nuevas tecnologías. Por suerte cada vez se están empezando a ver interfaces que están intentando a que esto cambie, y así ponerles las cosas fáciles a nuestros mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.